La Comisión Estatal Electoral deberá convocar a nuevas elecciones, las cuales deberán realizarse en un plazo de 60 días.

Monterrey vive una crisis política sin precedentes, ya que los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidieron anular la elección por la Alcaldía regia, quitándole el triunfo a Felipe de Jesús Cantú, beneficiando a Adrián de la Garza al darle una nueva oportunidad.

Magistrados analizaron caso ¡en 24 minutos!

La decisión de los miembros de la Sala Superior es polémica de inicio, pero este calificativo aumenta cuando se toma en cuenta que los magistrados analizaron el caso en tan sólo 24 minutos.

En efecto, el magistrado Reyes Rodríguez, quien votó en contra de la anulación, manifestó su molestia por haber tenido menos de 30 minutos para analizar el proyecto de anulación.

Según lo expuesto por Rodríguez, el proyecto les fue presentado a las 19:36 horas, mientras que la sesión de la Sala inició a las 20:00 horas.

Así, “a la carrera” y en una “revisión exprés”, 4 de los 7 magistrados determinaron que durante la elección del mes de julio hubo irregularidades que afectaron el resultado de la misma.

La anulación fue apoyada por los magistrados Felipe Fuentes, Mónica Soto, José Luis Vargas y Janine Otálora, presidenta del Tribunal.

En tanto que Indalfer Infante, Felipe de la Mata y reyes Rodríguez votaron en contra de esta decisión.

Medina y Adrián de la Garza se aferran

El medinismo, representado en la figura del priista Adrián de la Garza, se niega a soltar el poder en Monterrey, lo cual quedó de manifiesto con la inaudita decisión tomada por la Sala Superior del Trife.

Ahora no resta más que esperar a que se convoquen a nuevas elecciones, las cuales deberán ser realizadas por el Consejo Estatal Electoral en un plazo de 60 días, en tanto el Congreso Local deberá nombrar a un Concejo Ciudadano, el cual se encargará de gobernar el municipio de manera interina.