Este es el equipo que se usará en casos de coronavirus

El Secretario de Salud del Estado, Manuel de la O Cavazos, presentó el equipo completo que utilizará el personal médico en la entidad, cuando se confirme un caso de coronavirus COVID-19, además aseguró que ya se tienen estrategias si llegase la enfermedad a Nuevo León.

A través de una rueda de prensa, el funcionario, explicó que se cuenta con gran recurso humano e infraestructura pública y privada para hacerle frente a este padecimiento, el cual ya fue señalado por la OMS como una “potencial pandemia”.

“Tenemos que estar preparados con el equipo de protección de salud, porque algunos médicos o enfermeras y enfermeros que están en contacto con los pacientes han adquirido esta enfermedad, por lo cual quiero decirles que tenemos un equipo de protección para proteger y cuidar al personal de salud”, puntualizó.

El equipo consiste en un traje completo impermeable, el cual es desechable, tiene botas, usarán dobles guantes, uno de látex y otro de nitrilo, además de cinta protectora que los cubra; una toalla germicida para limpiarse los primeros guantes, mascarilla R95, googles, toallas con alcohol, y una bolsa donde se desechará el mismo.

Según detalló el funcionario, actualmente ya se tienen 250 trajes de este tipo, el cual tiene un costo de $2,000 pesos y se mantiene contacto con la federación para concretar la compra de más material, ya que se requiere proteger al personal de salud.

De igual forma, De la O Cavazos dijo que dentro del plan de contingencias que tiene la dependencia, está colocar una línea telefónica para que todos los pacientes que tengan enfermedades respiratorias y el antecedente de un viaje a otro país, lo informen por esta vía y se enviará a personal médico para que lo revise en su casa, y de ser necesario se le tome la prueba que confirme o descarte el padecimiento.

Por último reiteró que en el estado se cuenta con la infraestructura hospitalaria y humana para la atención de pacientes, enfatizando que se tienen 9 mil camas, de las cuales 6,000 pertenecen a hospitales públicos 3,000 a privados, donde un total de 500 son del área de cuidados intensivos.