Elon Musk anunció, a través de un comunicado en su cuenta oficial de Twitter, la falla que terminó en la explosión del cuarto prototipo del cohete “Starship” de SpaceX.

“Ocurrió algo importante […] Deberíamos saber qué fue en cuanto podamos examinar los fragmentos más tarde durante el día […] Al menos, el cráter está en el lugar correcto!”, se lee en el comunicado.

El cohete SN11 es el undécimo prototipo de “Starship”. SpaceX espera que sea capaz de funcionar en misiones tripuladas para aterrizar en la Luna y Marte. Además, fue el cuarto en realizar pruebas de aterrizaje vertical suave.

El SN11 fue lanzado desde las instalaciones de Texas, alrededor de las 13 GMT. Después de su ascenso comenzó a experimentar fallas, y cuando regresó a la superficie la señal de video se perdió.

Por otra parte, John Insprucker, locutor de SpaceX explicó: “Perdimos el reloj en T más cinco minutos, 49 segundos”, refiriéndose a la cantidad de tiempo transcurrida desde el despegue.

A pesar de los fracasos registrados hasta la fecha, los analistas consideran que las pruebas son necesarias para la recolección de datos que podrían ayudar a acelerar el desarrollo de su programa espacial.