Los índices de contaminación se mantienen altos en la Zona Metropolitana de Monterrey desde hace algunas semanas.

Las altas temperaturas y la llegada de polvo del Sahara en los últimos días han propiciado que las estaciones de monitoreo del aire ubicadas en la metrópoli registren mala calidad.

La mañana de este jueves, las 13 estaciones se colocaron en color anaranjado, lo que indica una mala calidad del aire.

En el reporte de las 8:00 horas del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA), la estación con los niveles más altos fue la de García con 121 por ciento de partículas PM10.

Mientras que en el último informe correspondiente a las 11:00 horas, la misma estación bajó apenas cuatro por ciento para ubicarse en 117.

La única que mejoró al pasar de anaranjado a amarillo, que equivale a calidad regular, es la estación Pueblo Serena, que registró 95 por ciento de partículas PM10.

Las demás estaciones se mantienen entre 100 y 110 por ciento, a excepción de San Bernabé, que registra 113.