Dos pequeños gatos fueron rescatados de entre los escombros por una familia en Estados Unidos, pero la sorpresa fue cuando descubrieron que uno de ellos tenía dos caras y sus ojos no eran similares.

El peculiar felino, llamado Apricot, y su hermanita Pretzel, fueron llevados al refugio Nashville Cat Rescue, quienes los colocaron con una mamá sustituta para que los amamantara y completaran su periodo de lactancia.

“Esto es lo que parece ser un gato quimera: ‘2 gatos que se mezclaron en 1. Tienen 2 conjuntos de ADN debido a la fusión de los embriones’. Las quimeras también tienen ojos que no coinciden, lo que se llama heterocromía. La ciencia es una locura”, señaló una de las cuidadoras del lugar.

Este refugio esperará algunas semanas para que los gatos crezcan y puedan ser dados en adopción y esperan que ambos sean aceptados en una casa, con una familia que los cuide y los quiera.